Medjugorje: Mensaje del 2 de diciembre de 2019

«Queridos hijos, mientras los miro amando a mi Hijo, mi corazón se llena de ternura. Te bendigo con mi bendición maternal. Con mi bendición maternal también bendigo a sus pastores. Ustedes que pronuncian las palabras de mi Hijo, bendicen con Sus manos y lo aman tanto que están listos, con alegría, para hacer cada sacrificio por Él. Ustedes que lo siguen, quien fue el primer pastor, el primer misionero. Mis hijos, apóstoles de mi amor, vivir y trabajar para los demás, para todos los que aman a través de mi Hijo, es alegría y consuelo para la vida terrenal. Si a través de la oración, el amor y el sacrificio, el reino de Dios está en sus corazones, entonces su vida es alegre y serena. En medio de aquellos que aman a mi Hijo y que se aman por medio de su amor, las palabras no son necesarias, la mirada es suficiente para escuchar las palabras no pronunciadas, no las palabras y los sentimientos no expresados. Donde reina el amor, el tiempo ya no se calcula. Estamos contigo Mi hijo te conoce y te ama. El amor es lo que te trae a mí y, a través de este amor, siempre iré a hablarte sobre las obras de salvación. Quiero que todos mis hijos tengan fe y sentimientos y sientan mi amor maternal que los lleva a Jesús. Por lo tanto, ustedes, mis hijos, a donde van, se iluminan con amor y fe como apóstoles del amor. Gracias «.

TRADUCCIÓN AL INGLES

Medjugorje: Message of December 2, 2019
"Dear children, while I look at you loving my Son, my heart is filled with tenderness. I bless you with my motherly blessing. With my motherly blessing I also bless your pastors. You who pronounce the words of my Son, bless with His hands and they love him so much that they are ready, with joy, to make every sacrifice for Him. You who follow him, who was the first pastor, the first missionary.
My children, apostles of my love, to live and work for others, for all those who love through my Son, is joy and comfort for earthly life. If through prayer, love and sacrifice, the kingdom of God is in their hearts, then their life is joyful and serene.
In the midst of those who love my Son and who love each other through their love, words are not necessary, the gaze is enough to hear the words not pronounced, not the words and feelings not expressed. Where love reigns, time is no longer calculated.
We are with you My son knows you and loves you. Love is what brings you to me and, through this love, I will always talk to you about the works of salvation. I want all my children to have faith and feelings and feel my motherly love that brings them to Jesus. Therefore, you, my children, where you are going, are illuminated with love and faith as apostles of love. 
Thank you ".